Sal Rosa del Himalaya Ver más grande

Sal Rosa del Himalaya

0281

Nuevo producto

Más

Sal Rosa del Himalaya

Sales ricas en oligoelementos

Desde las minas de una remota montaña de Irán, bañada antiguamente por el mar, hasta la isla de Molokai, en el archipiélago de Hawai, donde la arcilla volcánica se sedimenta en el mar, pasando por el Himalaya, cuya sal se formó hace 250 millones de años, La Chinata ha seleccionado estos singulares rincones del mundo por la riqueza y peculiaridades de las sales que allí se conservan desde la noche de los tiempos.

A primera vista, son estéticamente llamativas: color, brillo, granulado irregular, por lo que en la mesa resultan muy decorativas. Pero lo que realmente hace interesantes a estas sales es su composición: su riqueza en minerales esenciales para el ser humano, como el hierro, el calcio, el potasio… Además, por su origen las sitúan entre las sales más limpias y puras: proceden de océanos que se secaron hace más de 200 millones de años, libres de cualquier tipo de contaminación.

Dada su rápida solubilidad, se recomienda echar sobre los alimentos justo al final, en el emplatado, para poder desgustar su sabor y disfrutar de su textura.

Se usa para pescados y carnes a la plancha.

Contenido: 300 g